Etapa Irun Donostia San Sebastián

Etapa 1: Irun-Donostia San Sebastián (27,6 km)

La aventura del Camino del Norte comienza en la localidad guipuzcoana y fronteriza de Irun, concretamente en el puente internacional de Santiago, sobre el estuario del río Bidasoa.

Es un trepidante inicio del Camino del Norte, con una etapa magnífica que se puede dividir en dos partes: la larga travesía por el Monte Jaizkibel, hasta Pasajes de San Juan; y la travesía por el Monte Ulía, que termina en San Sebastián. Existe la posibilidad de realizar la etapa en dos días.

De las localidades por las que pasa la etapa, en Irun destaca la iglesia de Nuestra Señora del Juncal, que alberga una réplica de la homónima Virgen, importante obra románica del siglo XII y considerada la más antigua de Gipuzkoa.

En Hondarribia es de admirar el conjunto amurallado y la fortaleza de Carlos V que domina la villa. En la localidad destaca asimismo el Santuario de Guadalupe, del siglo XVI, próximo al fuerte del mismo nombre.

En Pasajes de San Juan, la ermita Santa Ana, del siglo XVIII, ofrece una panorámica fabulosa de la bahía y su puerto. Es interesante también su iglesia de Juan Bautista o el humilladero situado junto al embarcadero, lugar donde los peregrinos se detenían a rezar. El servicio de barca continúa permitiendo el paso de peregrinos y visitantes a Pasajes San Pedro, donde comienza uno de los  tramos más espectaculares de la costa guipuzcoana, con un camino que discurre próximo a los acantilados. Sobre el más elevado se alza el Faro de la Plata, fantástico vigía sobre la entrada al puerto. Más adelante, en pleno monte Ulia, el camino asciende hasta las proximidades de una antigua atalaya, utilizada desde época medieval para el avistamiento de ballenas. El camino desciende hasta la ciudad de Donostia, fin de esta primera etapa, ofreciendo inigualables vistas.

En Donostia son muchos los lugares que merece la pena visitar, como las iglesias de Santa María y San Vicente o el museo de San Telmo. Tras pasear por el casco antiguo, los paseos de la costa y visitar la catedral neogótica del Buen Pastor, en el distrito de Amara se encuentra la pequeña iglesia de Santiago, un testimonio de la tradición jacobea de la ciudad.

Pero sobre todo, el peregrino no debe dejar pasar la oportunidad de disfrutar de la oferta gastronómica de la capital guipuzcoana. La Gastronomía es un arte y una seña de identidad de Donostia, de fama internacional. Desde los templos gastronómicos que cuentan en su haber con las codiciadas Estrellas Michelín (tres de los nueve restaurantes españoles que gozan de tres Estrellas Michelin, son donostiarras) pasando por la extensísima oferta de restaurantes y bares para todos los gustos y bolsillos.  Y, por supuesto, sin olvidarnos de los exquisitos pintxos que se pueden degustar en los bares de la ciudad, considerados auténticas joyas de alta cocina en miniatura.