Etapa Zarautz Deba

Etapa 3: Zarautz-Deba (22 km)

Bonita etapa con espectaculares vistas sobre la costa. Se deben afrontar tres ascensos a considerar: a la salida de Zarautz (si se realiza por monte) corta pero pronunciada; a la salida de Zumaia, larga pero moderada; y, por último, la subida que lleva a Itziar, dura por ser la tercera del día y con severa bajada a Deba. A la salida de Zarautz  se puede elegir entre el agradable paseo marítimo a Getaria, junto a la carretera, o el camino oficial por monte, que no pasa por dicha villa.

Quien pase por Getaria visitará uno de los puertos más antiguos de Gipuzkoa. Sus calles medievales acogen la iglesia gótica de San Salvador, construcción adaptada de una forma sorprendente a un terreno muy difícil.

En Zumaia, otra de las localidades por las que transcurre esta ruta, se encuentra la singular parroquia de San Pedro, caracterizada por su marcado aspecto de fortaleza, y desde ella la calle principal queda dibujada por el trazado del propio Camino de la Costa hasta la ermita de Arritokieta, templo que señala el final del casco urbano.

Cerca del camino se pueden observar además los acantilados costeros que protagonizan todo el litoral de Zumaia a Deba, espectaculares cortes en el relieve originados por la acción erosiva del mar, que atesoran millones de años de historia geológica en sucesivos estratos rocosos, conocidos con el nombre de “flysch”.

Siguiendo por la ruta jacobea desde Zumaia, en un cómodo ascenso se llega a la ermita de San Sebastián en Elorriaga (Elorrixe), de origen inmemorial como muchas otras de la costa, y tras un camino algo irregular se alcanza otro de los hitos de la ruta jacobea en Gipuzkoa, el Santuario de Itziar, que posee una de las vírgenes más antiguas del territorio. Desde Itziar, un camino en descenso llega hasta la ermita de San Roque y poco después a la población de Deba.

En Deba destaca la iglesia de Santa Maria de los siglos XV a XVII, con su pórtico y claustro de gran interés. En la Casa Consistorial se puede ver una hornacina de Santiago peregrino. La villa, fundada por los pobladores de Itziar en el siglo XIV, llegó a contar con hasta tres hospitales de peregrinos, y a su puerto arribaron muchos viajeros para comenzar aquí su peregrinaje a pie hasta Santiago. A partir de Deba el camino deja temporalmente la costa y se adentra en Bizkaia.